De los festivales como puentes

No sabemos si es porque a Saint Exupery le gustaba aterrizar en Concordia cuando creaba nuevos puntos de correo aéreo. O por las hermosas estaciones de tren del lugar o por estar tan cerquita de Uruguay que parece fácil cruzar. Pero sí sabemos lo que pasó. El Festival Internacional de Cine Social de Concordia no es solo eso, es difícil explicarlo, vamos a intentar con palabras sueltas: Encontrarse, hacer comunidad, amig*s, armar movidas, abrazos, hacer –otros- mundos, películas que hacen mover el cuerpo y por supuesto Dejar de ser espectadores.

Algunas imágenes de esta hermosa experiencia: