Una visita a la sede central de TRUCHO TOYS

Esteban tiene seis años y va al preescolar. A la salida lo espera su papá con un regalo que nunca olvidará: Mer-Man (uno de los malosos al servicio de Skeletor, el archienemigo de He-Man). Como muchos de sus otros juguetes, no durará mucho tiempo entero, será desguazado, desarmado y destrozado, como hacen muchos otros niños a esa edad. En otro punto del universo, Eric tiene tres años y todavía falta un tiempo para que descubra el fascinante mundo Lego y merodear por el taller de autos de su papá. Dentro de unos años esta práctica de jugar a desarmar y a armar, terminará en un espiral de Bootleg y mutación que se llamará Trucho Toys.

Editorial Muchas Nueces tuvo el privilegio de presenciar un día de producción en los talleres Truchos. Esteban aka Panulo  ahora tiene 32 años y ensaya nuevas combinaciones de futuros juguetes. Le serrucha la cabeza a un soldado y se la pega en el cuerpo de otro muñeco descabezado para empezar a armar la matriz de caucho. Eric  ya cuenta 29 años y controla la puesta a punto de resinas para ir llenando los moldes de Sanla Skeletor, el primer hit Trucho que lleva cuerpo de San La Muerte y cabeza de Skeletor.

Reconocen haberse inspirado -entre otras cosas- en el momento en que Top Toys sacó al mercado los muñecos armados con moldes de Masters of the Universe, allá por el año 2003. Forman parte de una camada de fabricantes piratas de juguetes que recombinan para dar nacimiento a novedosas figuras de acción. ¿Alguien dijo “Everything is a remix”(1)?

El brazo musical de Trucho Toys se llama “The Kenko” y se toman bastante en serio eso de remezclar para parir nuevas mutaciones, ya que se andan volviendo secuaces con Shitty Games para desarrollar un juguete/videojuego on-line.

Los fines de semana concurren a la feria de Solano en busca de juguetes rotos y de lunes a viernes miran el reloj deseando que sean las dieciocho horas en sus trabajos en relación de dependencia. “Esto es un intento de trabajar de lo que nos gusta”, dirá Panulo, y así podría estar redactada la introducción del Manifiesto del Deseo de una época post-mutante.

Comercializan a través de facebutt, mercadolibre y alguna vez lograron exportar a Alemania. Fabricaron su propia termoformadora para el empaquetado final y también la bomba que usan en su taller. Una vez unos moldes salieron sin brazos y decidieron “bardearla pero con conciencia” y así nacieron los “Niños Monsanto” que serán parte de una serie que incluirá al villano Glifosatrón.

El bootleg Trucho incluye: trabajo, sacrificio, tiempo, cansancio, dolor de espalda y manos, cálculo de costos y felicidad. Junto a otros fabricantes truchos como Legion 1653 Toys, Matías Bomber participan de ferias y porque no, flashean con armar el sindicato de jugueteros.

   

(1) Serie web http://everythingisaremix.info/

http://www.truchotoys.com.ar